El proceso de diligencia debida


Al llevar a cabo la diligencia debida en una propiedad de Punta Cana, es importante que el comprador o su abogado obtengan cierta documentación del vendedor.

Esto incluye una copia del certificado de titularidad de la propiedad, un estudio topográfico oficial, la identificación del vendedor y su cónyuge (si procede), y una prueba de que los impuestos sobre la propiedad están al día o de la exención fiscal. Además, si el vendedor es una sociedad, se debe obtener la documentación societaria, la inscripción actualizada en el Registro Mercantil y la acreditación de estar al corriente de las obligaciones tributarias.

En el caso de una propiedad que forme parte de un condominio, el comprador también debe obtener una copia de la declaración del condominio, el reglamento, los planos de construcción aprobados, la certificación de las cuotas actuales del condominio y las actas de las tres últimas reuniones. En el caso de los inmuebles que sean viviendas, también deberán facilitarse los planos de construcción aprobados (si son anteriores a la construcción) y un inventario del mobiliario. También deben obtenerse copias de los contratos de servicios públicos y recibos que confirmen que el vendedor está al corriente de pago.

Una vez obtenida la documentación necesaria, el abogado debe revisar los siguientes puntos:

  1. Búsqueda de títulos: Verificar el estado de la propiedad mediante certificación de la Oficina de Registro de Títulos, confirmando la titularidad y cualquier hipoteca, gravamen o carga.
  2. Catastro: Confirme que la propiedad que se vende coincide con el estudio topográfico proporcionado por el vendedor, a menos que se encuentre en una subdivisión previamente inspeccionada.
  3. Inspección de las mejoras: Solicite a un constructor o arquitecto cualificado que examine las mejoras realizadas en la propiedad para asegurarse de que están en buen estado y se ajustan a los planos presentados.
  4. Permisos: Asegúrese de que la propiedad puede utilizarse para los fines previstos y de que se han obtenido todos los permisos necesarios. Hay que tener en cuenta ciertas restricciones legales, como construir en una zona marítima o en zonas turísticas.
  5. Posesión: Confirme que el vendedor tiene la posesión legal de la propiedad y que no existen derechos de ocupación ilegal u otros problemas.
  6. Empleados: Asegúrese de que todos los empleados que trabajen en la propiedad hayan cobrado su indemnización legal, ya que el comprador puede ser considerado responsable en caso contrario.
  7. Servicios públicos: Confirme que el vendedor está al corriente en el pago de los servicios públicos y que no hay facturas o problemas pendientes.

En general, el proceso de diligencia debida es una tarea meticulosa que exige tener en cuenta muchos factores y garantiza que el comprador tome una decisión bien informada y que la transacción se realice sobre bases legales.

Comparar listados

Comparar
Buscar
Price Range From To
Other Features